¿Qué es un inversor?

El inversor convierte la corriente que recibe del techo solar (corriente contínua) en la corriente que necesita en la casa (corriente alterna). Adaptamos el inversor a la red eléctrica de su casa, teniendo en cuenta la cantidad de paneles y los requisitos del propietario de la red a la que nos conectaremos. La energía generada se puede usar en cualquier lugar de la casa. 

El inversor es del tamaño de un botiquín y debe estár montado en un espacio abierto, de modo que tenga un espacio libre de aproximadamente 50 cm en todas las direcciones (excepto la pared de la que cuelga). Esto es para que el calor que genera no represente ningún peligro. 

Además, el inversor tiene una característica de seguridad que reduce automáticamente la potencia cuando la temperatura excede una temperatura máxima. El inversor también tiene 2 ventiladores para garantizar que no se produzca un sobrecalentamiento. 

Todos los inversores que utilizamos están homologados y cuentan con la certificación necesaria.