Independientemente de si lo hacen por el ahorro o por el medioambiente, más y más viviendas empiezan a generar su propia energía, mayoritariamente energía verde. No se trata necesariamente de una independencia energética, pues las casas pueden seguir estando conectadas a la red, pero durante el tiempo de producción energética, la casa se vuelve autónoma, pudiendo autoabastecerse.

Si hablamos de generar energía propia, las 2 formas más comunes en España son:

  • Aprovechando la luz del sol, bien fotovoltaica o térmica
  • Aprovechando la fuerza del viento con instalaciones minieólicas.

Cómo producir energía eléctrica gratis

Para producir tu propia energía eléctrica gratis, contando sólo el coste de la inversión inicial, lo más indicado es optar por un sistema de placas solares fotovoltaicas.

Es el método más común en España en cuanto al autoconsumo. A pesar de no ser la energía renovable con mayor penetración en el mercado español a nivel industrial, es la primera elección de los hogares.

La energía solar tiene una penetración de más del 19% en España y el autoconsumo solar es el que más avances registra. El año posterior a la derogación del impuesto al sol, el autoconsumo fotovoltaico registró un incremento del 90%.
Por otro lado, más común a nivel industrial en nuestro país encontramos la generación de energía eólica. Esta también se usa a nivel residencial, con instalaciones minieólicas para el autoconsumo.

Cómo producir energía solar en casa

La energía solar es la manera más utilizada de generar tu propia energía en casa. Esta se divide en energía solar fotovoltaica y energía térmica. Las dos tienen el fin de autoabastecer el hogar, bien con energía eléctrica o con agua caliente sanitaria.

Para generar energía eléctrica mediante la irradiación solar, la vivienda tiene que contar con un sistema de placas solares para el autoconsumo. Estas transforman la energía solar en energía eléctrica, permitiendo el autoconsumo. La instalación puede ser conectada a la red o desconectada si cuenta con baterías que pueden almacenar la energía y de tal manera la casa puede autoabastecerse en las horas en las cuales no hay luz del sol.

En Otovo recomendamos las instalaciones conectadas a la red, puesto que es la opción más económica y ofrece una rentabilidad entre el 10 y 15% anual. En el caso de una instalación conectada, los excedentes que no se consuman se pueden verter a la red, obteniendo así una compensación por parte de la compañía eléctrica. Por otro lado, las baterías representan una inversión grande, siendo un elemento muy costoso de la instalación. Esto reduce la rentabilidad del sistema.


¡Descubre la rentabilidad de tu sistema!

En cambio, si lo que quieres es generar tu propia energía térmica, la solución para ti son las placas solares térmicas. Estas captan el calor que genera el sol y la usan para calentar el agua caliente sanitaria.

Cómo crear energía eólica en casa

Otra forma de producir energía eléctrica, aunque menos común a nivel del autoconsumo, son las instalaciones minieólicas. Estas instalaciones transforman la fuerza del viento en corriente eléctrica. Funciona similar al autoconsumo fotovoltaico: la instalación se puede conectar a la red eléctrica y de tal manera, obtener una compensación para la energía que no consumas. No obstante, para garantizar una buena producción, se precisa de viento intenso en la zona donde se monta la instalación. Además, comparando con una instalación fotovoltaica, los aerogeneradores representan una inversión considerablemente más alta que los módulos solares. En un país como España, donde contamos con un gran número de horas de sol al año, incluso en las zonas del norte del país, resulta más rentable optar por una instalación de placas solares.

Con respecto a los tipos de aerogeneradores utilizados para el autoconsumo, podemos hablar de 2 tipos principales:

  • De eje vertical
  • De eje horizontal

Los aerogeneradores de eje vertical son los más utilizados en el uso doméstico ya que necesitan menos fuerza del viento para generar energía eólica.

Casas con energía solar y eólica

Una tercera opción de autoconsumo es un híbrido entre la fotovoltaica y la eólica. Esta puede ser una muy buena opción para generar energía tanto de día como de noche, con o sin conexión a la red. No obstante, sin baterías no es una buena opción, ya que no se puede garantizar que el aerogenerador funcionará de noche.

Las instalaciones minieólicas también pueden ser un buen complemento para las instalaciones fotovoltaicas en las zonas con poco sol. No obstante, para que sea de verdad rentable, la zona debería contar con viento el 70% de los días del año. No hay duda que las zonas más recomendables para este tipo de instalaciones son las de costa o de alta montaña, donde el viento suele soplar fuertemente, más que en el interior a alturas bajas.


Otras maneras de generar energía en tu hogar

Además de las formas ya mencionadas de generación de energía en casa, también se usan otras maneras de obtener energía calórica.

Entre estas podemos contar:

  • El hornos de leña
  • La calefacción eléctrica o de gas
  • La chimenea de bioetanol

Los hornos de leña sirven para calentar el interior de la vivienda si están ubicados dentro de la casa, pero también se usan como planchas o tostadora a la hora de cocinar.


La calefacción eléctrica o de gas también se puede obtener de manera independiente: la electricidad se puede generar en casa y para contar con calefacción con gas no es imprescindible estar conectado a la red de gas.

Por último la chimenea de bioetanol es una opción barata, cómoda y no contaminante. El bioetanol se obtiene del maíz o de la caña de azúcar y no contaminan al quemarse. La chimenea es móvil, adquirirla no supone mucho gasto y no ocupa mucho espacio.


En conclusión, si quieres empezar a producir tu propia energía, ¡no tienes excusa! Hoy en día contamos con muchas formas de hacerlo, bien si queremos autoabastecernos y así obtener una independencia energética, o si queremos ahorrar en nuestra factura de la luz y cuidar al medioambiente. Como hemos visto a lo largo de esta entrada, al menos en España, la opción que puede garantizar la mayor producción de energía son las placas solares fotovoltaicas.