La tarifa de discriminación horaria sumada al autoconsumo fotovoltaico puede generar importantes ahorros en la factura de la luz. Te explicamos qué es y cuáles son los cambios que generó el cambio de tarifas.

Hasta hace poco, la discriminación horaria era poco conocida. En el año 2018 la cifra de clientes con tarifa de discriminación horaria se incrementó en un 55%, según la Comisión Nacional de los Mercados de la Competencia (CNMC).

Esta subida pudo suceder por el cambio de peajes realizado por las comercializadores sin previo aviso al cliente o debido al aumento notorio del precio con la consiguiente necesidad de ahorrar en la factura de la luz.

Ahora, desde el 1 de junio del 2021, son pocos los hogares que no cuentan con discriminación horaria, todo esto en base a las nuevas tarifas que han tenido un gran impacto en el importe de las facturas de la luz y el precio del kWh.


Tarifa de discriminación horaria: qué es y cómo funciona

La contratación de tarifas con discriminación horaria, se caracteriza por pagar un precio de la luz diferente dependiendo de cuándo se realiza el consumo, es decir, el precio variará si consumimos electricidad en horario de mañana o de noche y si es verano o invierno. El precio será superior en las horas de la mañana y se reducirá de manera significativa por la noche.

Y, ¿Cuál es el objetivo de la discriminación horaria? Reducir el consumo en las horas donde existe una demanda energética mucho más elevada.

Además, la discriminación horaria es muy recomendable para aquellas viviendas que cuentan con un sistema de autoconsumo fotovoltaico.

Y, ¿por qué?

El sistema fotovoltaico produce gran cantidad de energía durante las horas de día, que es cuando, en el nuevo régimen, más cara sería la luz. Por la noche no podemos disponer de la energía que nos ofrece el sol y, por tanto, tenemos que utilizar la red eléctrica para la iluminación y empleo de nuestros aparatos eléctricos de la vivienda.

Contando con discriminación horaria, el precio del kWh consumido durante las horas cuando no hay sol es muy interior al precio del kWh en hora punta.

¡Quiero pasarme al autoconsumo!

Por supuesto, para que la discriminación horaria genere un ahorro, la instalación fotovoltaica tiene que estar conectada a la red.


La discriminación horaria antes y después del cambio de tarifas

El día 1 de junio 2021 trajo un cambio en las tarifas eléctricas. Antiguamente contábamos con 6 tarifas:

  • 2.0A que no ofrecia la discriminación horaria
  • 2.0DHA con tenía 2 periodos de discriminación
  • 2.0DHS con 3 periodos de discriminación
  • 2.1A que tampoco contemplaba la discriminación horaria
  • 2.1DHA con 2 periodos de discriminación
  • 2.1DHS con 3 periodos de discriminación

Con el cambio de tarifas, estas se han unificado en una sola: la tarifa 2.0TD con 3 periodos de discriminación, para las potencias contratadas por debajo de 15KW.


La nueva discriminación horaria con 3 periodos


La tarifa 2.0TD con 3 periodos de discriminación contempla los siguientes tramos horarios:

  • Hora punta: entre las 10 - 14 y 18 - 22: horas de alto rendimiento de un sistema de autoconsumo
  • Hora llana: entre las 8 - 10; 14 - 18 y 22 - 00
  • Hora valle: entre las 00 y 08, sábados y domingos
hora punta discriminación horaria

Teniendo en cuenta que es la única tarifa a día de hoy, ¿Significa esto que todos tenemos precios diferentes del kWh según el momento del día?

Sí… y no.

Los hogares que están con una comercializadora del Mercado Regulado pasan esta nueva tarifa de manera automática.

La situación cambia en el caso de los hogares que están con una comercializadora del Mercado Libre y que contaban con un precio fijo.

Estos hogares pudieron optar por mantener esta estructura de precios, no obstante, subiendo o bajando el precio para trasladar las consecuencias de los cambios.

El precio del kWh según la nueva discrimiación horaria

Según la nueva discriminación horaria, el precio el kWh tiene el siguiente precio (sin IVA):

  • Hora punta: 0,133 €
  • Hora llana: 0,04 €
  • Hora valle: 0,006 €


La antigua discriminación horaria con 2 periodos

En este caso se contaba con 2 tramos: la hora punta y la hora valle.

Hora punta. En este intervalo de 10 horas, el precio era un 14% más caro que en la tarifa ordinaria (2.0A). Diferenciamos:

  • Invierno: comprende las horas establecidas entre las 12h y las 22h
  • Verano: comprende las horas establecidas entre las 13h y 23h.

Hora valle. En este intervalo de 14 horas al día, el precio era un 35% más barato que en la tarifa ordinaria: Diferenciamos:

  • Invierno: comprende las horas establecidas entre las 22h y las 12h
  • Verano: comprende las horas establecidas entre las 23h y las 13h.

La antigua discriminación horaria con 3 periodos

Este tipo de discriminación horaria es la que más se asemeja a la actual.

Se diferenciaba entre los siguientes tres periodos o franjas horarias:

Hora punta. Diferenciamos entre:

  • Invierno: comprende las horas establecidas entre las 12h y las 22h
  • Verano: comprende las horas establecidas entre las 13h y las 23h.

Hora valle. Diferenciamos entre:

  • Invierno: comprende las horas establecidas entre las 22h y las 12h
  • Verano: comprende las horas establecidas entre las 23h y las 13h.

Hora supervalle. Comprendía las horas establecidas entre las 01h y las 07h. Se emplea primordialmente para aquellos consumidores que dispongan de coche eléctrico.


Finalmente: ¿Es rentable la tarifa con discriminación horaria?

Para que la discriminación horaria sea rentable, tendrás que trasladar al menos un 30% del consumo a las horas valle o llanas. Piensa que ya sólo con el frigorífico, que representa el 18% del consumo energético del hogar al estar conectado las 24 horas del día, se obtendrá un ahorro notable gracias al precio más barato durante las horas valle.

Por tanto, tan solo realizando un pequeño cambio en nuestros hábitos domésticos podremos conseguir un ahorro entre el 20% y 30%. Simplemente tendrás que programar electrodomésticos como la lavadora o el lavavajillas para que funcionen en las horas valle o llanas.

Si tus electrodomésticos no disponen de una función de programación, puedes comprar un temporizador programable por unos 10€-15€ aproximadamente.

¡Pásate al autoconsumo!

Por otro lado, no debemos dejar de lado a las viviendas que se han decantado por la energía solar. La instalación de placas solares permiten autoabastecerse durante las horas del día, pero necesitamos de la red eléctrica en las horas nocturnas.

Esto quiere decir que la tarifa con discriminación horaria es ideal para este tipo de consumo porque nos ayudará ahorrar aún más en la factura de la luz.

Podemos concluir finalmente, que la factura de la luz se verá notablemente reducida si hacemos un uso correcto de la tarifa con discriminación horaria.

Te has suscrito correctamente a Otovo Blog
¡Bienvenido de nuevo! Has iniciado sesión correctamente.
¡Estupendo! Te registraste correctamente.
Tu enlace ha caducado
¡Éxito! Revise su correo electrónico para ver el enlace mágico para iniciar sesión.