El término tarifa con discriminación horaria aún es un poco desconocido para la población española. Actualmente, no se tiene del todo claro qué es y cómo se puede aprovechar para que la factura de nuestro hogar se reduzca notablemente, percibiendo un ahorro económico considerable al finalizar el mes. Con esta tarifa el precio variará en determinadas horas del día y conseguiremos reducir nuestro gasto en electricidad, dependiendo de nuestro hábitos de consumo.

En el año 2018 la cifra de clientes con tarifa de discriminación horaria se incrementó en un 55%, según la Comisión Nacional de los Mercados de la Competencia (CNMC). Esta subida pudo suceder por el cambio de peajes realizado por las comercializadores sin previo aviso al cliente o debido al aumento notorio del precio con la consiguiente necesidad de ahorrar en la factura de la luz.
A pesar de ello, actualmente, la mayoría de la población tiene contratada la tarifa ordinaria o sin discriminación horaria, puede que sea por desconfianza al cambio de una nueva tarifa o por desconocimiento y falta de información existente. Sea cual sea tu motivo, queremos que conozcas y tengas a mano todo lo que debes saber sobre la nueva tarifa de discriminación horaria: qué es y cómo funciona, la normativa, cómo solicitarla, tipos y ventajas.

Tarifa de discriminación horaria: qué es y cómo funciona

La contratación de tarifas con discriminación horaria, también conocida como DH, se caracteriza por pagar un precio de la luz diferente dependiendo de cuándo se realiza el consumo, es decir, el precio variará si consumimos electricidad en horario de mañana o de noche y si es verano o invierno. El precio será superior en las horas de la mañana y se reducirá de manera significativa por la noche. Y, ¿Cuál es el objetivo de la discriminación horaria? Reducir el consumo en las horas donde existe una demanda energética mucho más elevada.

Tan solo el 5% de los clientes tienen una tarifa de discriminación horaria. Aún quedan muchas cuestiones en el aire relacionadas con este tipo de tarifa que nos podría permitir ahorrar hasta un 30%. Por ello, queremos contarte qué es y cómo funciona la tarifa DH de la manera más sencilla posible. Además, la tarifa con discriminación horaria es muy recomendable para aquellas viviendas que se hayan decantado por el uso de la energía solar, instalando placas solares en sus tejados con la intención de pasarse al autoconsumo fotovoltaico. Y, ¿por qué? Por la noche no podemos disponer de la energía que nos ofrece el sol y, por tanto, tenemos que utilizar la red eléctrica para la iluminación y empleo de nuestros aparatos eléctricos de la vivienda. Por ello, si disponemos de una tarifa con discriminación horaria podremos ahorrar por consumir la electricidad en la horas nocturnas, además del ahorro previo que ya se consigue con la instalación de un sistema fotovoltaico en la vivienda. Por supuesto, para que la discriminación horaria genere un ahorro, la instalación fotovoltaica tiene que estar conectada a la red.

¡Descubre las ventajas de la discriminación horaria!

En cambio, con la tarifa ordinaria o sin discriminación horaria, el precio kWh va a ser el mismo durante todo el día. Por tanto, cuando escuchamos comentarios como “puedes reducir tu factura de la luz haciendo uso de los electrodoméstico en el horario nocturno” tenemos que tener mucho cuidado porque lo que no sabe la mayoría de las personas es que esta afirmación solo será posible si disponemos en nuestra casa de una tarifa con discriminación horaria.

Generalmente, la tarifa DH contratada en los hogares tiene una potencia inferior a 10 kW, pero en la sección tipos de tarifas eléctricas veremos que existen otras opciones con potencias más elevadas más utilizadas por las empresas.
También es importante saber que la tarifa no solo es aplicable en horario de lunes a viernes, si no que la discriminación horaria también se extiende en el fin de semana. Esto quiere decir que deberás vigilar el consumo que realizas también durante el sábado y el domingo para no utilizar los dispositivos eléctricos en las horas punta.

Tipos de tarifas eléctricas

Las tarifas eléctricas se clasifican según dos criterios:

  • según la potencia contratada
  • según la discriminación horaria

Tarifa eléctrica según la potencia contratada

Existen diferentes tarifas desde potencias inferiores a 10 kW hasta potencias superiores a 15 kW. Normalmente, la potencia contratada en las viviendas es inferior a 10 kW porque es suficiente para el consumo de electricidad de todos nuestros aparatos eléctricos.

Tarifa eléctrica según la discriminación horaria

Bajo el criterio de discriminación horaria, podemos diferenciar 3 tipos de tarifas eléctricas:

  • Tarifa A. No tienen discriminación horaria y, por tanto, solo existe un precio kWh para cualquier hora del día
  • Tarifa DHA. Tiene discriminación horaria en 2 periodos: hora punta y hora valle
  • Tarifa DHS. Tiene discriminación horaria en 3 periodos: hora punta, hora valle y supervalle.

A continuación, mostraremos los detalles de los tipos de tarifas con discriminación y cómo funcionan cada una de ellas.

Tipos de tarifas con discriminación horaria


Esta modalidad de facturación consiste en pagar un precio u otro en función de cuando realicemos el consumo de electricidad en el hogar. Entonces, en este tipo de tarifa eléctrica se fija un precio por kWh diferente dependiendo de la hora del día en la que hagamos uso de nuestros electrodomésticos para las tareas domésticas. Los precios más altos se darán en horario de mañana y los más reducidos en franjas nocturnas y la discriminación horaria variará si es verano o invierno.

Existen dos tipos de tarifas de discriminación horaria:

  • Discriminación horaria en 2 periodos (DHA)
  • Discriminación horaria en 3 periodos (DHS)

Tarifa con discriminación horaria en 2 periodos

La tarifa DHA cuenta con 2 periodos de facturación, donde el precio más elevado se produce en horario de mañana y el más reducido por la noche con una duración aproximada de 14 horas. Dentro de esta categoría, la tarifa con discriminación horaria más utilizada en las viviendas es la 2.0 DHA, es decir, tarifa con discriminación horaria con potencia contratada inferior a 10 kW.

Pero, ¿Cuál es exactamente el horario establecido para la tarifa de discriminación horaria? Diferenciamos los siguientes dos periodos o franjas horarias:

Hora punta. En este intervalo de 10 horas, el precio es un 14% más caro que en la tarifa ordinaria (2.0A). Diferenciamos:

  • Invierno: comprende las horas establecidas entre las 12h y las 22h
  • Verano: comprende las horas establecidas entre las 13h y 23h.

Hora valle. En este intervalo de 14 horas al día, el precio es un 35% más barato que en la tarifa ordinaria: Diferenciamos:

  • Invierno: comprende las horas establecidas entre las 22h y las 12h
  • Verano: comprende las horas establecidas entre las 23h y las 13h.

Hora punta y hora valle en discriminación horaria

Tarifa con discriminación horaria en 3 periodos

También existe otro tipo de tarifa con discriminación horaria que se compone de 3 periodos y es reconocida también con el nombre de tarifa DHS. ¿Cuál es la diferencia respecto a la tarifa de 2 periodos? Dispone de una tercera franja horaria denominada supervalle que es más económica que la hora valle y está destinada, sobre todo, para los clientes que posean un coche eléctrico más la zona de carga y, también, es una alternativa para las pymes que podrán conseguir un ahorro importante.

Diferenciamos los siguientes tres periodos o franjas horarias:

Hora punta. Diferenciamos entre:

  • Invierno: comprende las horas establecidas entre las 12h y las 22h
  • Verano: comprende las horas establecidas entre las 13h y las 23h.

Hora valle. Diferenciamos entre:

  • Invierno: comprende las horas establecidas entre las 22h y las 12h
  • Verano: comprende las horas establecidas entre las 23h y las 13h.

Hora supervalle. Comprende las horas establecidas entre las 01h y las 07h. Se emplea primordialmente para aquellos consumidores que dispongan de coche eléctrico.

Normativa peajes de transporte y distribución de electricidad 2020

Esta nueva tarifa, anteriormente denominada tarifa nocturna, se aprobó en la nueva normativa de peajes de transporte y distribución de la electricidad el 15 de enero de 2020 y publicada en el BOE el 29 de julio. En ella se establece el cambio realizado para el cálculo de los peajes de electricidad, aunque probablemente esta normativa no será aplicada hasta el año 2021. ¿Qué diferencia podemos encontrar? Los hogares experimentarán un cambio significativo en su recibo de la luz, estemos hablando de consumidores que poseen una tarifa regulada o de aquellos que operan en el mercado libre.

Para los consumidores que operan en el mercado regulado (PVPC), se aplicarán los precios de la luz de la tarifa DH. En cambio, para aquellos usuarios que se han decantado por el mercado libre, tendrán que ser conscientes que el precio por kWh lo fija la comercializadora.

La nueva normativa distinguirá los precios de los peajes de consumo, es decir, el precio no será el mismo si se emplean los aparatos eléctricos en las franjas horarias con menor demanda frente al horario con más demanda y saturación. Esto es lo que se conoce como tarifa con discriminación horaria.

También, permitirá hacer un uso más eficiente de la energía por parte de las viviendas y un ahorro en la factura de la luz importante.

¿Cuáles son las otras modificaciones que incluye?

  • El sistema de peajes de los hogares y pymes con baja tensión y que poseen una potencia contratada menor a 15 kW se simplifica a un único peaje de manera conjunta, diferenciándose tres periodos de consumo: hora punta, llano y valle
  • Se incorpora un peaje nuevo destinado únicamente para la recarga de coches eléctricos públicos.

¿Cómo solicitar la tarifa de discriminación horaria?

Antes de solicitar cualquier tipo de tarifa de discriminación horaria, es necesario disponer de un contador de luz digital. En el caso de que aún no tengas instalado un contador de este tipo, deberás cambiarlo para contabilizar el consumo eléctrico generado en cada hora del día.

Pero, ¿Cómo lo hago? Tan solo tendrás que comunicar a la compañía eléctrica que necesitarás una modificación del equipo para poder optar a la discriminación horaria. La comercializadora se encargará de realizar este trámite asociado a los derechos de enganche y cuyo coste será de 9,04€ más IVA.

Una vez que hayas comunicado a la compañía eléctrica por la preferencia de la tarifa con discriminación horaria, el plazo para el cambio se sitúa entre unos 15-20 días hábiles. Además, debes saber que cada comercializadora tiene unos criterios diferentes establecidos para los cambios de tarifa.

Para completar el proceso de solicitud, es necesario adjuntar la siguiente documentación:

  • Nombre, DNI, teléfono, correo…, es decir, datos personales
  • Tipo de tarifa que deseas contratar y la potencia que vas a querer. Generalmente, para las viviendas se emplea una potencia inferior a 10 kW.
  • Datos relacionados con la vivienda como la dirección o el Código Universal del Punto de Suministro (CUPS) que podrás encontrar en la factura de la luz.

Ventajas de contratar una tarifa con discriminación horaria

No conocemos realmente los beneficios que nos puede dejar atrás la tarifa ordinaria y optar por una tarifa con discriminación horaria con la posibilidad de optar a un ahorro económico en la factura de la luz del 30%, utilizando los dispositivos eléctricos en las horas valle respectivas en verano e invierno e intentando consumir lo menos posible durante las horas punta para alcanzar así un ahorro perceptible.

Para percibir una reducción del gasto en la factura de la luz es necesario consumir al menos el 30% de energía en hora valle. Esto no sería una tarea difícil de llevar a cabo ya que el 50% del consumo energético de las viviendas ya se comprende en las horas valle.

Pero no solo es eso. Por ello, te mostramos a continuación un listado de ventajas que puedes obtener al contratar una tarifa con discriminación horaria:

  • Es una tarifa perfecta para las personas que pasan casi todo el día fuera de casa y realizan sus tareas domésticas en franjas horarias nocturnas
  • Muy compatible con la instalación de placas solares para el autoconsumo, debido a que por las noches necesitamos de la red eléctrica para poder hacer uso de la luz, correspondiendo con las horas valle

Tarifa DH y la producción fotovoltaica

  • Puedes volver a la tarifa ordinaria con facilidad si no consigues aprovechar la tarifa con discriminación horaria. En la mayoría de las comercializadoras no existe tiempo de permanencia, pero es recomendable tener en cuenta este aspecto antes de realizar los trámites de contrato porque algunas pueden exigirlo
  • Si no dispones de un contador digital no te preocupes, el coste del cambio es bastante reducido, concretamente, hablamos de 9,04€ más IVA
  • Se puede contratar tanto en el mercado libre como regulado
  • Una vivienda podría alcanzar los 70€ de ahorro al año contratando esta tarifa

¿Es rentable la tarifa con discriminación horaria?

Para que la tarifa DH sea rentable, tendrás que trasladar al menos un 30% del consumo a las horas valle, es decir, a los periodos nocturnos. Piensa que ya solo con el frigorífico, que representa el 18% del consumo energético del hogar al estar conectado las 24 horas del día, se obtendrá un ahorro notable gracias al precio más barato durante las horas valle.

Por tanto, tan solo realizando un pequeño cambio en nuestros hábitos domésticos podremos conseguir un ahorro entre el 20% y 30%. Simplemente tendrás que programar electrodomésticos como la lavadora o el lavavajillas para que funcionen en las horas valle y, por tanto, merecerá la pena haber contratado una tarifa con discriminación horaria. Si tus electrodomésticos no disponen de una función de programación, puedes comprar un temporizador programable por unos 10€-15€ aproximadamente.

Por otro lado, no debemos dejar de lado a las viviendas que se han decantado por la energía solar. La instalación de placas solares permiten autoabastecerse durante las horas del día, pero necesitamos de la red eléctrica en las horas nocturnas. Esto quiere decir que la tarifa con discriminación horaria es ideal para este tipo de consumo porque nos ayudará ahorrar aún más en la factura de la luz.

Podemos concluir finalmente, que la factura de la luz se verá notablemente reducida si hacemos un uso correcto de la tarifa con discriminación horaria.