Con el propósito de controlar el precio de la energía, el Gobierno ha introducido un mecanismo de ajuste temporal del precio de la luz.

¿Te suena el concepto de tope al gas? Éste mismo hace referencia al mecanismo de ajuste. Si todavía tienes dudas sobre qué es y cómo funciona, sigue leyendo.

En esta entrada te contaremos todo sobre:

  • Qué es el tope al gas
  • Por qué se ha implementado
  • Cómo afecta nuestros recibos eléctrico
  • El papel fundamental del autoconsumo en el contexto actual

¡Vamos a ello!


¡Descubre el ahorro que te puede traer el autoconsumo!


¿Cuál es el significado del tope al gas?


El tope al gas es un mecanismo temporal de ajuste decretado, que consiste en limitar el precio del gas natural empleado en la producción de electricidad, para controlar el precio de la energía. De esta manera, se puede reducir el importe de la factura de la luz en España y Portugal debido a su integración en el Mercado Ibérico de Electricidad.

Por medio del Real Decreto Ley 10/2022 se ha establecido que la limitación inicial de precio del gas que se utiliza para la producción de energía eléctrica, sea inicialmente de 40 euros/MWh y a partir del sexto mes, aumente de forma progresiva de 5€/MWh hasta alcanzar un tope total de 70€/MWh, en el último mes, reduciendo el precio de la luz en el mercado mayorista.

Esta medida de intervención implementada por el Gobierno y que fija un precio temporal del gas, se denomina excepción ibérica.

¿Por qué interviene el gas natural en el precio de la electricidad?, te preguntarás.

Pues bien, para entender este acuerdo es necesario conocer cómo se fija el precio de la energía y para ello, hay que tener en cuenta que el mercado de producción de la energía eléctrica también denominado pool funciona en un entorno de libre competencia de los productores de energía y se rige dentro de un sistema marginalista.

¿Qué queremos decir con esto?

Que el encargado de marcar el precio de la electricidad es el último kWh en entrar en el mercado o la producción con el precio más elevado, siendo el gas actualmente la fuente energética más cara. Esto implica que todos los kWh anteriores, fuera cual fuese tu precio, se pagarían al precio de este último kWh. Dado que el gas está ahora tan caro, esto ha elevado el precio de la electricidad para todos las otras fuentes, aunque estas no hayan sufrido un incremento de costes.


¡Busca tu tejado y asegurate un precio bajo de la luz durante 30 años!


¿Por qué establecer un tope al gas?


En los últimos meses, estamos conviviendo con el aumento general de los precios en aspectos básicos diarios. Por ello, se ha puesto en marcha esta medida provisional de ajuste en vigor desde el pasado mes junio hasta mayo de 2023, para evitar el aumento sin control de las facturas de la luz en los hogares que venimos experimentando.

Esta medida está siendo eficaz en el mercado mayorista porque sin este “tope” al gas se pagaría mucho más porque las cadenas de suministro en el ámbito energético han sufrido una subida de precios que cuesta asumir.

La escalada económica sin control que afecta nuestro día a día, se debe a un conjunto de factores globales, como la guerra en Ucrania o la transición hacia fuentes de energía más sostenibles, que influyen en los costes de energía producidos por los mercados energéticos nacionales e internacionales. Y según el Real Decreto - Ley 10/2022 que regula este tope al gas, el incremento de los precios de los combustibles fósiles está afectando a las cadenas de suministro impactando en el ámbito energético.

A esto, hay que sumarle también las consecuencias derivadas por la situación económica y política actual, y las secuelas derivadas de la pandemia por la Covid-19 todo ello produce la subida del precio en la producción del gas.


¿Cómo afecta a la factura de la luz?


En principio, el tope al gas está pensado para rebajar el precio del kWh. En este sentido, las viviendas afectadas por la medida verán un precio inferior del kWh consumido de la red eléctrica.

Todo bien hasta aquí.

Pero, esta limitación temporal de los costes de producción para la reducción del precio de la electricidad, en el mercado mayorista, tiene un coste adicional para todos nosotros porque se debe compensar a las centrales.

Es por ello que muchas facturas ahora tienen un concepto nuevo, el de “tope del gas” o “mecanismo de ajuste”. Pues poco nos dura la alegría. A pesar de comprar el kWh más barato, estamos compensado a las eléctricas por cada kWh consumido de la red que hayan tenido que generar utilizando gas. Es decir, ya no todos los kWh que paguemos serán al precio del más caro que utilice gas, sino que el nuevo precio del kWh será de los que eviten esta fuente. A este coste, sin embargo, habrá que sumar los kWh y el coste de los que hayan utilizado gas. Estos costes son lo que los clientes ven como “tope de gas” en su factura eléctrica.

tope gas gráfico

Es posible calcular cada mes el coste del “tope de gas”  aunque influye en tu consumo directo, es decir, cuanto más energía consumas de la red más alto será el importe de tu factura.

Según las condiciones establecidas en el Decreto, aunque para los consumidores finales hayan visto una reducción inicialmente, las centrales continúan adquiriendo gas en los mercados internacionales para abastecernos y generar electricidad, por lo que este coste añadido será asumido por todos los consumidores demandantes de energía detallado en las facturas como tope precio gas.


¿A quién afecta el tope al gas?


Los consumidores que dispongan de contratos con tarifa eléctrica fija y con fecha anterior al 26 de abril de 2022, hasta el momento, no asumen este coste extra, ya que al tener un precio fijo tampoco se benefician de la bajada de precio de esta medida. Sería conveniente ponerse en contacto con la comercializadora a la que pertenezcas para conocer tu caso. Sin embargo, en el momento que haya que renovar tu contrato, empezarás a ver su impacto.


¿Cómo te ayuda el autoconsumo el tope al gas?


Ya conoces todos los detalles sobre qué es el tope al gas y cómo nos afecta.

Claramente un arma de doble filo.

¿Pero qué se puede hacer para proteger nuestros bolsillos frente a estos cambios?

A continuación, te vamos a presentar una factura de la luz que ha sido afectada por el tope al gas. Y además, calcularemos el ahorro que un sistema de placas solares le puede traer.

Partimos de la siguiente hipótesis:

Tipo de vivienda: chalet unifamiliar en la Comunidad de Madrid.

factura de la luz con tope gas

Durante agosto, se consumieron en la vivienda 697 kWh, a un precio de 0,24€ / kWh y un precio del tope al gas de 0,13€ / kWh, lo que nos lleva a un total de 0,37€ por cada kWh comprado a la red. Esto, junto a los conceptos fijos hacen que la factura llegue casi a los 300€.


¡Empieza a ahorrar!

Vamos a ver cuánto pagaría esta vivienda en energía si contaría con un sistema de autoconsumo solar.

Para este consumo, si instalamos un sistema de 4 kWp, durante agosto se producirían 615 kWh.

gráfico producción fotovoltaica en madrid en agosto
Fuente: re.jrc.ec.europa.eu

En el caso en el cual el sistema no dispone de batería, la vivienda autoconsumiría el 40% de la producción, como estimación conservadora, lo que representa 246 kWh. Muchas familias consiguen llevar este porcentaje a 50% o más en sus instalaciones.

Considerando que el precio del kWh es de 0,37€, sólo con este autoconsumo se ahorrarían 91€ en energía. Si a esto sumamos que para cada kWh vertido a la red se pueden obtener 0,06€, se añade un ahorro de 22€ mensualmente.

Contando con este sistema, en lugar de pagar 292€, hablamos de un importe de la factura de la luz de 179€ y un ahorro total de 113€.

Si a este sistema se le añade una batería, la cantidad de energía autoconsumida subiría a 70%. Esto representa 430 kWh. En muchos casos, usuarios de autoconsumo con baterías consiguen ahorros con baterías del 90% de su consumo o más, pero en este caso vamos a ser más conservadores.

A un precio de 0,37€ el kWh comprado de la red, el ahorro generado sería de 159€. A este ahorro hay que sumar la compensación de excedentes. Hablamos de 185 kWh vertidos a la red, que se compensan a 0,06€, lo que trae un ahorro extra de 11€.

El total ahorrado sería de 170€ al mes.

La factura de la luz en este caso representaría un importe de sólo 122€.


Conclusión


Esperamos que hemos logrado despejar tus dudas sobre el tope al gas. En definitiva, la medida es muy eficaz de cara al precio del pool. España es uno de los países con el precio del MWh más competitivo de Europa. Ahora bien, esto no se traducirá en ahorros en todos los bolsillos.

Frente a estas situaciones, queda una vez más demostrado que el autoconsumo es la mejor solución para proteger nuestra economía personal.

Te has suscrito correctamente a Otovo Blog
¡Bienvenido de nuevo! Has iniciado sesión correctamente.
¡Estupendo! Te registraste correctamente.
Tu enlace ha caducado
¡Éxito! Revise su correo electrónico para ver el enlace mágico para iniciar sesión.