Los paneles solares que empleemos en nuestra instalación fotovoltaica deben ir sobre una estructura que previamente se habrá fijado a la cubierta sobre la cual estarán ubicados para garantizar la inclinación óptima de los módulos en cada caso y un anclaje seguro.

Tipos de estructuras para placas solares

Dependiendo de la tipología de cada cubierta, los soportes para las placas solares y el anclaje a cubierta será diferente.
Se explican a continuación los diferentes tipos de estructuras más empleadas en la actualidad, con las particularidades de cada uno de ellos.

Estructuras para placas solares instaladas en cubiertas inclinadas

Este supuesto suele darse en la mayoría de los casos dada la tendencia de construcción en España, en que la inmensa mayoría de cubiertas de las viviendas unifamiliares son inclinadas.
Además, normalmente están compuestas por teja arábica. En este caso, el método de anclaje por excelencia se conoce comúnmente como “varilla roscada”, y consiste en hacer una pequeña perforación en las tejas, sobre las que se introducirán unas varillas que llegue hasta la base de la cubierta, de tal forma que queden enroscadas y fijas.
Posteriormente se sitúa y fija también la estructura limitando de este modo completamente su movilidad.

Por último se colocan encima los paneles fotovoltaicos, que se fijan mediante grapas especiales a la estructura.

En casos en que la cubierta esté compuesta por un material de mayor fragilidad que las tejas arábicas y sobre el que por tanto no se pueda perforar por riesgo de rotura (como por ejemplo, cubiertas de pizarra), una solución muy extendida y elegante es emplear los llamados “ganchos” en la estructura de soporte de las placas solares.


Gancho fijación placas solares

El procedimiento es sencillo: Se levantan las tejas y se atornilla una parte la estructura directamente a la cubierta, fijándola, para posteriormente volver a colocar la teja por encima. Sobre el lado saliente de esta estructura será donde se apoyarán y fijarán los paneles fotovoltaicos.

Por último, en caso de que la tipología de la cubierta sea de chapa (forma trapezoidal u ondulada) se utiliza la denominada estructura comúnmente conocida como “rosca-chapa”. Realizando una pequeña perforación en la parte más elevada de la chapa, se introduce la mencionada estructura y se enrosca evitando cualquier tipo de movimiento de la estructura, sobre la que se situarán y fijarán finalmente los paneles fotovoltaicos.

Estructuras para placas solares instaladas en cubiertas planas


En el supuesto que dispongamos de una cubierta plana para realizar nuestra instalación fotovoltaica, o realizarla directamente sobre el suelo, es importante tener en cuenta que la estructura sobre la que irán ubicados los módulos fotovoltaicos debe permitir que estos estén apoyados e inclinados respecto al ángulo horizontal, de forma similar a como estarían en una cubierta ya inclinada.

paneles solares instalados en el suelo

Dependiendo de la ubicación de la instalación y de la orientación de la misma, los paneles deberán inclinarse un cierto número de grados, entre 15º y 30º. Este cálculo se realiza previamente, ya que la inclinación óptima en cada caso varía dependiendo de la orientación y azimut de la cubierta o del suelo, así como de la ubicación de la misma.

A tal efecto, hay distintos tipos de estructura dependiendo del material del que estén conformadas y de los grados de inclinación que permitan.

Es necesario mencionar también que en este supuesto, la distancia mínima entre las distintas filas de paneles adquiere un cariz fundamental para que no se proyecte sombra entre ellas y lograr así el mayor y mejor rendimiento posible para la instalación, además de evitar otros problemas mecánicos en los paneles fotovoltaicos, como los puntos calientes (zonas del panel con una temperatura muy superior a la del resto, que además de repercutir directamente en la eficiencia del mismo supone una degradación muy importante de sus materiales debido a las altas temperaturas localizadas en ella).

Por último, para evitar el denominado “efecto vela”, estas estructuras deben estar lastradas, dándoles más estabilidad. El efecto vela se produce cuando, debido a la inclinación de los paneles sobre la cubierta plana, las corrientes de viento llegan a levantar o desplazar las filas de módulos, descolocándolas y pudiendo ocasionar problemas muy graves en la instalación. De ahí la importancia de situar un buen lastre sobre o bajo las estructuras, de acuerdo a especificaciones y normativa propias en cada caso, para evitar que la instalación “salga volando”.
Este lastre adquiere especial relevancia para estructuras metálicas de las placas solares, más propensas a sufrir este efecto debido a su mayor ligereza. Estas estructuras suelen montarse y adherirse a bases de hormigón u otro material lo suficientemente pesado para evitar la movilidad de las placas solares, lo cual puede aumentar su coste, aunque a su favor cuenta que el ángulo de inclinación es totalmente modificable para ajustarlo a los criterios de instalación requeridos.

lastre de hormigón y estructuras de placas solares

Otras estructuras para las placas solares, por ejemplo las estructuras de hormigón, son lo suficientemente pesadas por sí mismas para actuar también como lastre. Actualmente existe en el mercado una amplia gama de este tipo de estructura con diferentes ángulos de inclinación para los paneles (los ángulos más empleados y representativos), pero su maleabilidad es inferior al caso de las estructuras metálicas, ya que no se puede escoger un ángulo específico y debemos amoldarnos a los existentes.

En Otovo trabajamos con marcas de estructuras como VDV y Sunfer y asesoramos a nuestros clientes de la mejor opción para sus tejados.

¡Pide asesoramiento!

Conclusión

La elección de la estructura de soporte de las placas solares se debe realizar por instaladores profesionales con amplia experiencia en el sector y siempre de acuerdo a normativa y la inclinación y orientación de las placas solares, estando todos los equipos certificados y garantizando por tanto siempre la elección más acertada para cada supuesto.

Preguntas frecuentes

¿De qué dependen los soportes usados para instalar placas solares?
Los soportes que se van a usar en la instalación de las placas solares dependen principalmente del tipo de cubierta: si esta está inclinada o plana.

¿Cuáles son el tipo de superficie de instalaciones fotovoltaicas más común en España?
En España lo más común es instalar el sistema fotovoltaico sobre cubiertas inclinadas y de teja arábica, lo que muchas veces implica hacer una pequeña perforación en las tejas, sobre las que se introducirán unas varillas que llegue hasta la base de la cubierta para enroscar los soportes.

¿Cuándo se usan las bases de hormigón para instalar las placas solares?
Cuando las placas solares se instalan en una cubierta plana o directamente en el suelo, es recomendable fijar la estructura metálica de soporte en bases de hormigón para asegurar que las placas solares no se van a mover en el caso de una tormenta, o similar.