Las placas solares fotovoltaicas tienen cada día más protagonismo en nuestras vidas. La transición energética está fomentando el uso de las alternativas que ayudan a bajar la huella de carbono. Además, las placas solares fotovoltaicas tienen multitud de usos, tanto en el hogar como en industrias.

En esta entrada te vamos a contar todo lo que tienes que saber sobre las instalaciones solares fotovoltaicas.


¿Qué son y cómo funcionan los paneles solares?

El funcionamiento de las placas solares puede parecer complicado. No obstante, las placas, los paneles o los módulos solares fotovoltaicos no son más que dispositivos formados por celdas fotovoltaicas, cuya principal función es transformar la energía solar en energía eléctrica. El funcionamiento es el siguiente: las celdas fotovoltaicas captan los fotones del sol y gracias al material semiconductor del cual están hechas, el silicio, transforman los fotones en electrones.

La corriente generada por las placas solares es continua, por lo que se tiene que transformar en corriente alterna a través de un inversor solar, puesto que la mayoría de la energía consumida en el día a día es alterna.

¿De qué está hecho un panel solar?


Además de las celdas fotovoltaicas, las placas solares están formadas por:

  • La conexión eléctrica entre las células
  • Encapsulantes, que suelen ser EVA - etileno vinil acetato. Este forma una capa selladora alrededor de las placas solares. Es muy importante, ya que protege las células fotovoltaicas.
  • Vidrio templado o cristal, que junto con el encapsulante, protege las células fotovoltaicas.
  • Pegatina de PVC, que se encuentra en la parte posterior de las placas solares.
  • Marco de aluminio con agujero de fijación

Además de los elementos que forman un panel solar en sí, un sistema fotovoltaico está también formado por la estructura donde se fijan los módulos, el cableado, el inversor que transforma la corriente continua en alterna y si se da el caso, baterías para placas solares.


Los principales tipos

Las placas solares son de varios tipos. En principio se distingue entre:

  • Monocristalinas
  • Policristalinas
  • Amorfas

De todos los tipos de placas solares fotovoltaicas, los módulos de mayor calidad son los monocristalinos. Estos están formados por celdas compuestas por un solo cristal de silicio, lo que ofrece una mayor eficiencia. Por otro lado, los amorfos son los menos recomendados, ya que la tecnología que usan es obsoleta y el rendimiento de las placas es inferior.

En Otovo trabajamos sólo con placas solares monocristalinas para asegurar el mayor rendimiento y ahorro a nuestros clientes.

¡Descubre tu ahorro!

Placas solares transparentes o vidrio fotovoltaico

Además de las clásicas placas solares, los avances tecnológicos nos han llevado a la creación de las placas solares transparentes o el vidrio fotovoltaico.

Los paneles solares transparentes no se han diseñado para sustituir a las placas solares fotovoltaicas, sino que suponen un complemento para aprovechar aún más la energía solar.

Se pueden aplicar a ventanas, tanto de edificios como de vehículos, teléfonos móviles o incluso en mobiliario urbano.

Cierto es que no llegan al 5% de la eficiencia, pero todavía queda mucho por hacer puesto que el potencial de esta tecnología podría llegar a niveles insospechados, llegando al 100% de la demanda energética si lo combinamos con las placas solares que conocemos actualmente e instalamos en los tejados de nuestros hogares.

Aunque los paneles solares transparentes no lleguen a la eficiencia que consiguen las placas solares que encontramos en el mercado actual, la unión de ambas tecnologías conseguirán producir una mayor cantidad de electricidad eficiente.

Paneles solares que funcionan por la noche

De lo último en energía solar, pero todavía por desarrollar y al igual que el vidrio fotovoltaico, vienen como un apoyo a los clásicos paneles solares, cabe destacar a las placas solares que funcionan de noche.

Estos módulos aprovechan el calor que el suelo desprende por la noche convirtiéndola en energía. Los creadores de la tecnología han demostrado que las placas son capaces de hacer un LED funcionar con la energía producida.


Las dimensiones de las placas solares


Volviendo a las placas solares que más utilidad tienen, un aspecto que hay que tener en cuenta es la dimensión de las mismas.

La dimensión de las placas solares está determinada por el número de celdas que componen el panel. En este sentido, los más comunes en el uso residencial son de 60 celdas, dispuestas en 6 filas de 10 celdas. Este tipo de placas solares tienen un tamaño de 164cm x 99cm.

Por otro lado, las de uso industrial cuentan con 72 celdas fotovoltaicas, lo que eleva el tamaño de las placas solares a casi 2 metros x 1 metro. Además, aunque menos común, también existen placas solares de más de 72 celdas.

La diferencia de tamaño entre un panel de uso residencial y uno de uso industrial está dada por la potencia que se necesita en cada caso. Pues una nave industrial va a necesitar una cantidad mayor de energía para autoconsumir que una vivienda unifamiliar, y permite trabajar con paneles más grandes. Para uso residencial el tamaño óptimo y recomendando es el de 60 celdas


La potencia y el rendimiento


La potencia y el rendimiento de las placas solares fotovoltaicas están determinados por:

  • El tipo de celdas
  • El número de celdas que componen el módulo
  • La radiación solar y el clima de la zona donde se instala el sistema.

Aunque el rendimiento de una placa solar depende de todos estos elementos, el elemento clave en la potencia eléctrica son las celdas fotovoltaicas.

Una celda fotovoltaica puede producir entre 0,5 y 0,6 voltios. Para determinar la potencia de un panel sólo se tiene que multiplicar el número de celdas con la potencia de cada una.

Sí en promedio producen, digamos 0,6 voltios por celda, la potencia eléctrica de un panel solar de 60 celdas será de 36 voltios.


Cómo saber cuántas placas solares necesitas


Para saber cuantas placas solares necesitas es suficiente conocer el consumo eléctrico que tiene tu vivienda y cruzarlo con la potencia de las placas solares.

Si hacemos el ejercicio para una factura de 100€ mensuales y una placas solares con una buena capacidad de producción, nos encontramos:

Una placa solar es capaz de producir hasta 500W. Una factura de aproximadamente 100€ al mes se traduce en un promedio de 5.000W. Por lo tanto, si tu factura ronda los 100€ mensuales, lo más probable es que el tamaño ideal de tu instalación sea de 10 módulos fotovoltaicos. Esto no deja de ser una estimación muy aproximada. Para una instalación profesional, es necesario estudiar tu factura y dimensionar conforme a tus consumos reales. En el caso en el que la instalación esté aislada, se necesitarán más placas para poder generar más energía que se almacenará en las baterías para tener un abastecimiento ininterrumpido.

¿Tiene sentido montar más placas de las necesarias?

En absoluto, independientemente de si estás o no conectado a la red, la idea principal es ahorrar con un sistema de autoconsumo fotovoltaico. En el caso de las instalaciones aisladas, las placas solares tienen que producir tanta energía como la vivienda va a consumir. No obstante, hay que pensar que gran parte del día el consumo de energía es mínimo en una vivienda unifamiliar común y que las placas solares irán produciendo energía que será almacenada en las baterías todo este tiempo, incluso en los días en las cuales la vivienda se queda vacía.

Por otro lado, si la instalación de placas solares está conectada a la red, aunque se puedan obtener compensaciones, si el importe del excedente de energía producida supera la consumida de la red en precio, esta no será compensada, lo que resulta en una pérdida de producción que se inyecta en la red de la compañía eléctrica sin ningún tipo de compensación. Si el sistema fotovoltaico está sobredimensionado y no toda la energía vertida a la red está compensada, amortizar la inversión requerirá más tiempo puesto que el gasto inicial fue mayor y el excedente está peor remunerado que el autoconsumo.

Cómo elegir los paneles solares adecuados para tu vivienda


A la hora de elegir placas solares para tu casa hay que tener en cuenta principalmente:

  • el tipo de placas solares y la calidad de las mismas
  • el consumo energético de la vivienda
  • el tamaño de los módulos.

Como mencionamos anteriormente, las placas solares de mayor rendimiento son las monoscristalinas. Es recomendable optar por estas placas para garantizar la mayor generación de energía eléctrica y así un retorno de la inversión más rápido.

Con respecto a la dimensión, si hablamos de instalaciones en viviendas unifamiliares, las placas solares que se recomiendan son las de 60 celdas.

Y por último, para saber el número de placas necesarias, hay que conocer el consumo. Como hemos visto, un módulo es capaz de producir hasta 500W. Dependiendo del consumo se necesitará un número u otro de módulos.


Los elementos que forman un sistema de placas solares


Un sistema de placas solares autoconsumo consiste en:

Existen empresas que comercializan kits de placas solares. En Otovo recomendamos y trabajamos sólo con instalaciones a medida, pensadas en base a la necesidad de cada vivienda.

Cómo se instalan


La instalaciones una labor especializada y por lo tanto es imprescindible contar con un instalador certificado que tenga experiencia en cómo se instalan las placas solares.

A grandes rasgos, los pasos a seguir en una instalación de placas fotovoltaicas son:

  • Montar la estructura de soporte de la instalación
  • Fijar de la estructura y de los paneles
  • Conectar al inversor eléctrico

Si hablamos de todo el proceso de instalación de un sistema de autoconsumo en una vivienda, montar los paneles solares es sólo una pequeña parte.

Para tener una instalación fotovoltaica funcional y legal es necesario cumplir los siguientes pasos:

  • Obtener una memoria técnica por parte del instalador certificado
  • Obtener todos los permisos necesarios que más adelante detallamos
  • Instalación del sistema
  • Legalización del mismo.

La orientación y la inclinación

La orientación y la inclinación de las placas solares son clave para la generación de energía.

La orientación ideal es hacia el sur, ya que garantiza más horas de sol directo al día. Al no poder orientarlos al sur, también se puede valorar una orientación oeste o este, adaptando la inclinación. Lo que no se recomienda bajo ningún concepto es orientar las placas solares hacia el norte ya que la cantidad de sol que impacta la superficie de los módulos será menor.

Con respecto a la inclinación de los mismos, esta depende de la zona del país. Si hacemos un promedio, podemos decir que la inclinación en España es de 30º. No obstante, en el norte del país se puede llegar a tener inclinaciones de 40º, mientras que en el sur, de 20º. Cómo más cerca del ecuador esté ubicada la instalación, menos grados de inclinación se necesitarán ya que los rayos de sol caen perpendicularmente en la tierra.


Las ventajas de las placas solares


Las ventajas de las placas solares son numerosas, independientemente de si hablamos de huertas solares, de placas industriales utilizadas en grandes naves, almacenes, fábricas, etc. o de autoconsumo solar.

La energía limpia y renovable generada por el sol

Una de las mayores ventajas que afecta a todo tipo de generación de energía solar es que ayudan a cuidar al medioambiente. La energía que las placas solares producen es 100% limpia. El cambio climático, los puntos de inflexión que marcan la actualidad y la transición ecológica que los tiempos exigen y que los gobiernos intentan fomentar, invitan a que este tipo de energía cobre más protagonismo en el mix energético.

Además hay que tener en cuenta que la energía solar es una fuente renovable, puesto que el sol nunca se agotará, al menos no en los próximos millones de años.

El ahorro y la rentabilidad generada

La rentabilidad de las placas solares está determinada por el precio del sistema, las ayudas que se pueden obtener y la cantidad de energía producida. En un país como España, con un promedio de 1.300 horas de sol al año, el potencial de generación de energía eléctrica es muy elevado.

Además, el Gobierno central y las varias administraciones locales de todo el territorio están fomentando el autoconsumo fotovoltaico poniendo a la disposición ayudas en forma de: reducción del IRPF, bonificaciones del IBI y del ICIO u otras ayudas.

Además, incluso sin estas ayudas, la rentabilidad de unas placas solares es alta por el mero hecho de que la energía se autoconsume. Las empresas o las viviendas que optan por autoconsumir pueden notar una bajada en la factura de la luz de hasta un 50%. El ahorro está dado por el autoconsumo de energía durante el día. También se puede obtener una compensación para los excedentes vertidos a la red, pero como ya venimos diciendo, esto no es un negocio, sino una ayuda a la amortización de la inversión.

El mantenimiento

Otra ventaja es el bajo mantenimiento que requieren.

El mantenimiento de las placas solares supone:

  • La limpieza de los módulos
  • La sustitución de piezas defectuosas

La limpieza de las placas es muy fácil de realizar y no necesita asistencia especializada. Se trata más que nada de tener la superficie de las celdas limpias para que estas puedan captar la mayor cantidad de radiación solar. Normalmente limpiando con la manguera suele ser suficiente. Si la suciedad acumulada no desaparece solamente con agua, se puede utilizar un estropajo suave que no raye la superficie de las placas.

En cuanto a la sustitución de las piezas defectuosas, si estas están todavía en garantía, se van a sustituir de manera gratuita. Las placas solares con las cuales trabajamos en Otovo cuentan con una garantía de 10 años en producto y 25 al 80% del rendimiento (al llegar a los 25 años deben funcionar a un 80% de su potencia nominal).

Además, en Otovo, si se opta por la opción del alquiler de las placas solares, nos hacemos cargo de la sustitución de las piezas defectuosas que están fuera de garantía.

¡Alquiler con 0 inversión inicial!


Requisitos

No obstante, para poder beneficiarse de las placas solares y de sus ventajas, los dueños de las viviendas deben cumplir con una serie de requisitos.

Hablamos principalmente de 2 tipos de requisitos para la instalación de paneles fotovoltaicos:

  • Relacionados con la cubierta donde se instalarán
  • Requisitos relacionados con la parte legal del proceso de la instalación

Requisitos que tiene que cumplir de la cubierta

La cubierta donde se instalarán los módulos tiene que encontrarse en buen estado. Si presenta desperfectos es recomendable que se arreglen antes de que se realice la instalación. Un mal estado de la cubierta puede llevar a que empeore durante la instalación. Además, repararla posteriormente a la instalación implicaría desmontar el sistema y montarlo de vuelta.

También relativo a la cubierta, como hemos visto, la inclinación y la orientación de la misma son clave, ya que determinan el rendimiento y la rentabilidad del sistema fotovoltaico. Por la misma razón es importante evitar que las sombras que pueda haber sobre los módulos.


Permisos y legalización

Pero estos no son los únicos requisitos. También hay que obtener una serie de permisos necesarios para la instalación de placas solares. Hablamos de permisos tanto previos como posteriores a la obra, para poder legalizarla: diseño de la instalación, permiso de acceso y conexión, licencia de obra e impuestos (ICIO y tasa urbanística), autorización administrativa previa y de construcción, autorización ambiental y de utilidad pública, certificado de fin de obra. Una vez acabada la obra, se tienen que realizar los siguientes trámites: inspección inicial e inspecciones periódicas, registro de la instalación de autoconsumo con Industria, contrato de acceso para la instalación de autoconsumo, contrato de suministro de energía para servicios auxiliares, contrato de compensación de excedentes, contrato de representación.

Si la instalación es aislada, trámites como el contrato de compensación de excedentes no se han de realizar.

Además, por supuesto que se tiene que contar con instaladores certificados para poder legalizar la instalación.

En Otovo nos encargamos de gestionar todos los permisos necesarios y colaboramos con una extensa red de instaladores autorizados, ofreciendo a nuestros clientes instalaciones fotovoltaicas llave en mano.

¡Quiero mi instalación llave en mano!

Los seguros

Si hablamos de seguros de placas solares, es importante saber que la situación es diferente si hablamos de autoconsumo o de las empresas que se dedican a la producción de energía fotovoltaica.

Las empresas energéticas pueden proteger sus sistemas con seguros dedicados a ello. Estos seguros suelen proteger contra robo y expoliación; incendios, explosiones o rayos; daños en las instalaciones y en los aparatos eléctricos o pérdidas de beneficios o averías de maquinaria.

Con respecto a los sistemas de autoconsumo, las placas suelen estar protegidas por el seguro de hogar. No obstante, hay que consultar a la empresa aseguradora para determinar si consideran el sistema como contenedor o contenido. Si está considerado como contenedor, sólo hay que avisar a la empresa sobre la instalación. Al contrario, si se considera contenido, se debe contratar un seguro para el contenido de la vivienda.


Los precios de las placas solares

El precio de un módulo fotovoltaico monocristalino con tecnología PERC, como los que utilizamos en Otovo puede llegar a los 200 euros. Depende también del fabricante. Pero, si hablamos de los precios de las instalaciones fotovoltaicas, en Otovo hablamos del precio de un proyecto llave en mano.

Los precios de nuestras instalaciones fotovoltaicas dependen de la provincia donde se llevarán a cabo. ¿Por qué? Porque contamos con una amplia red de instaladores de placas solares y trabajamos con modelos de costes. La cercanía de los instaladores hace que sus precios sean los más competitivos. Además, nuestro sistema de comparador de instaladores asigna los proyectos al instalador idóneo de la zona, lo que ha lleva a ofrecer precios competitivos, mediante la eficiencia en el trabajo, a nivel nacional. En ningún caso esto compromete la calidad de la instalación, todo lo contrario.

Además, los precios de las placas solares para autoconsumo van a variar dependiendo del número de módulos necesarios y del Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras, que suele rondar el 2-3% del valor de la instalación.

Vamos a poner como ejemplo Madrid, donde contamos con modelos de precios muy competitivos. Aquí los precios orientativos de las instalaciones de placas solares son:

DIMENSIÓN PRECIO
5 módulos 2.900€
10 módulos 4.500€
15 módulos 5.900€

Los usos de las placas solares


Los módulos son una solución energética muy versátil. Los usos que tienen las placas solares son múltiples, desde una multitud de usos en la vivienda hasta alumbrado público o transportes.

Las placas solares se usan principalmente para:

  • Electrodomésticos
  • Calefacción
  • Agua caliente
  • Aire acondicionado
  • Piscina
  • Termostatos
  • Alumbrado (público o privado)
  • Coches eléctricos o caravanas
  • Aviones
  • Barcos
  • Riego
  • Recarga de móviles u otros dispositivos similares
  • Industria textil
  • Ascensores

… y otros.

Conclusión


Las placas solares son un mundo en sí. Por todos los usos que se les puede dar y todas las ventajas que pueden traer a nivel personal y global, son una alternativa estupenda al viejo consumo energético. Además, cada día resultan más rentables, puesto que los avances tecnológicos aumentan su capacidad de generación de energía y las autoridades fomentan una transición hacia una energía limpia y renovable. El cambio empieza por cada uno de nosotros.