Tomar la decisión de instalar paneles solares en nuestras viviendas es sin lugar a dudas una decisión acertada. Gracias a este tipo de instalación, podemos abastecernos parcialmente de la energía que se requiere para satisfacer el consumo energético de nuestra vivienda. No obstante, al momento de llevar a cabo dicha instalación es fundamental que tengamos en cuenta dos factores: la orientación e inclinación de nuestro tejado.

Teniendo en cuenta estos dos factores podremos garantizar el funcionamiento óptimo de nuestra instalación, sacarle el máximo rendimiento y aumentar la rentabilidad de las placas solares.


¿Cómo orientar placas solares?

Al orientar las placas solares en el tejado de su casa, hay que tener en cuenta dos factores principales:

  • La orientación e inclinación del tejado de la vivienda
  • Las sobras que puedan caer sobre la superficie donde se instalarán las placas solares

La orientación más recomendada de las placas solares es aquella en la que los módulos se ubican orientados al sur de de la instalación, esta posición puede determinarse según la hora del día, ya que el sur corresponde con las 12 del mediodía (hora solar).

La solución más óptima para maximizar el rendimiento del sistema y su producción durante todo el año sería instalar un sistema de “seguidores solares” que le hicieran modificar su orientación e inclinara según la época del año, al igual que se hace en las grandes plantas y huertos solares. Sin embargo, en una vivienda es un sobrecoste innecesario por lo que debemos procurar orientarlas al sur todo lo que podamos, de manera que a mediodía tengamos un pico de producción, llegando a alcanzar el rendimiento máximo del módulo.

Conocer la orientación de nuestro tejado para saber si es la aconsejada para la instalación de placas solares es muy fácil, simplemente accediendo a Google Maps y buscando la dirección de nuestra casa podremos ver hacia dónde está orientada nuestra cubierta (también podemos hacerlo con una brújula).

Si la orientación de las placas solares no es hacia el Sur sino más bien hacia el Oeste, deberíamos analizar cuándo se va a realizar la mayor parte del consumo para maximizar la producción de nuestro sistema. Si el pico de nuestro consumo se da a primeras horas de la mañana, ya que el sol sale por el Este, aumentaremos el aprovechamiento de la energía de las placas si están orientados hacia allí, del mismo modo si el mayor consumo lo tenemos por la tarde, el Oeste no será una orientación del todo mala.

Las sombras son otro factor muy a tener en cuenta a la hora de dimensionar una instalación fotovoltaica, al igual que otros obstáculos. Debemos contemplarlos para determinar qué orientación será la que más energía nos genere y a su vez podamos aprovechar.

En las zonas en las que nieva frecuentemente es recomendable instalar las placas solares en tejados con fuerte pendiente, ya que por un lado su ángulo de inclinación es propicio para el invierno y por el otro permitirán que se deslice la nieve que caiga y evite que se acumule encima de las placas.

Debemos tener en cuenta que en algunas viviendas por motivos estéticos los clientes prefieren colocar las placas partiendo de la misma inclinación de su tejado. En España la inclinación de la mayoría de las viviendas se encuentra entre los 20 y los 35 grados y aunque se pierda algo de rendimiento, esto nos permite ahorrar en costes estructurales colocando una estructura coplanar y además encajan mejor en el entorno.

¿Cuál es el motivo por el cual la orientación de las placas solares es importante?

Respetando la orientación aseguraremos el buen funcionamiento de nuestra instalación y su máximo aprovechamiento por optimizar la captación de la energía que nos proporciona la radiación solar.
Por el contrario una mala orientación, los paneles solares no solamente desaprovechará gran parte de la energía potencialmente captable, sino que además puede afectar a parte de las células que componen los módulos e incluso llegar a inhabilitarlos.

¡Quiero asesoramiento!

¿Cuál es la inclinación óptima de las placas?

Con el fin de determinar la inclinación de las placas solares debemos saber en qué época del año vamos a tener un mayor consumo energético. El mayor consumo no estará siempre ligado a la estación que menos horas solares ofrece. Para saber cuándo tenemos el mayor consumo eléctrico se deben consultar e interpretar las facturas de la luz.

Si los consumos no muestran una gran disparidad en el transcurso del año o es mayor en los meses de invierno, el grado de inclinación aconsejado corresponderá con la latitud del lugar más 18 grados. Por otro lado para un uso optimizado de la instalación en los meses de verano, deberemos inclinar a un ángulo igual a la latitud del lugar menos 18 grados.

Conclusiones

Los ángulos de inclinación de las placas solares, así como su orientación azimut (desviación respecto al sur) son de gran importancia a la hora de instalar un buen sistema fotovoltaico, ya que afectará a su rendimiento y a la captación de la energía de nuestra instalación.
No obstante, no es necesario cumplir con una orientación única, ya que ligeras desviaciones no afectarán en gran medida al rendimiento de nuestro sistema ni a al grado de captación, de hecho con una desviación en la orientación óptima(180º, sur puro) de hasta 45º (sur-sureste o sur-suroeste) las pérdidas del sistema serán de tan solo entre un 1% y un 3%.