Una alternativa a la compra de las placas solares pensada para fomentar el autoconsumo fotovoltaico y para apoyar la transición ecológica hacia una energía verde ha llegado al mercado español para quedarse: el alquiler de placas solares. Aquí te vamos a explicar cuáles son las ventajas que tiene esta forma de beneficiarse del autoconsumo fotovoltaico y sobre todo qué es y cómo funciona el alquiler de paneles para el autoconsumo.

Qué es y cómo funciona

El alquiler de placas solares hace referencia al renting del mismo (en algunas ocasiones también se habla de leasing, aunque son opciones distintas). En este sentido, una persona que decide optar por este servicio que algunas empresas de energía solar ofrecen puede beneficiarse de una instalación de autoconsumo a un precio muy bajo.

La mecánica es la siguiente: el propietario de la vivienda pone su tejado a la disposición de la empresa solar. La empresa, mediante un instalador certificado, instala las placas solares y es la propietaria del sistema. Siendo propietaria, la empresa se compromete a realizar la instalación y el mantenimiento del sistema, así como asegurarlo contra los posibles daños que puede sufrir y cambiar elementos defectuosos de la instalación.
Por otro lado, el dueño de la vivienda prácticamente alquila el sistema y paga por el servicio de mantenimiento a través de los pagos mensuales establecidos con la empresa. Algunas empresas, además del pago mensual pueden exigir una pequeña inversión inicial.

Esta cuota mensual de alquiler de los paneles solares puede variar en función del consumo de la vivienda y por lo tanto, del tamaño de la instalación.

Al finalizar el contrato de renting, el cliente tiene la opción de alargar el contrato o de finalizar la compra de la instalación. En general, los contratos de renting pueden ser de unos 20 años, y las instalaciones tienen vidas útiles de 30 años y más.

Las ventajas

La primera ventaja que trae una instalación de autoconsumo fotovoltaico es el ahorro en la factura de luz. Comparando las cuantías de las facturas antes y después del cambio al sistema de placas solares, notamos en media una reducción del 50% en el consumo.
Teniendo en cuenta que la cuota de alquiler del sistema fotovoltaico es baja, el ahorro de la factura de luz sería suficiente para cubrir la cuota de renting, por lo tanto la principal ventaja del alquiler de placas solares es que los pagos se pueden cubrir con la reducción en el importe de la factura de la luz, ya que esta incluye también la compensación por la energía fotovoltaica producida, no consumida y vertida a la red.
Otra ventaja importante que puede tener el alquiler es frente a la clásica financiación mediante préstamo bancario. Normalmente los préstamos ofrecidos por los bancos son de 10 a 12 años. En cambio el renting dura 20 años o más, lo que supone una cuota más baja, que encima incluye otros servicios que no se obtienen a través de la financiación bancaria.


Las subvenciones

Las subvenciones para la instalación de placas solares son otra ventaja que un sistema de autoconsumo trae. Y en el caso del alquiler, no es diferente. Se pueden recibir subvenciones para el Impuesto por Bienes Inmuebles (IBI) y el Impuesto de Construcción y Obras (ICIO) . El IBI tiene una subvención que depende del consistorio y puede llegar hasta el 50%. En cambio, el ICIO se bonifica un 95%.
Las subvenciones para el alquiler de placas solares, a parte del ahorro en la factura de la luz hacen que el renting de la instalación de autoconsumo sea todavía más rentable. Es decir, a pesar de no ser el propietario de los paneles, se reciben las subvenciones que estas pueden suponer.

En Otovo queremos que todo el mundo beneficie de una energía limpia. Por ello, en la primavera del año 2020 hemos lanzado nuestro propio servicio de alquiler de paneles solares.

Estas son las diferencias entre el renting y la compra e instalación de placas solares con Otovo:

Otovo Renting Compra de placas solares con Otovo
Instaladores certificados Instaladores certificados
Placas solares certificadas Placas solares certificadas
Subvenciones para la instalación Subvenciones para la instalación
Mantenimiento del sistema X
Sustitución de elementos sin garantía X

¡Descubre tu cuota mensual!

Además, nuestra empresa no exige ningún pago inicial y la cuotas mensual empiezan desde los 29 euros. El contrato dura 20 años y al acabar el sistema se puede comprar.


Preguntas frecuentes sobre el alquiler solar

¿Qué es el renting o alquiler de placas solares?

El alquiler de placas solares es un alternativa a la compra del sistema. Esto supone que la persona que alquila el sistema beneficia de todas las ventajas de la energía solar, pagando una cuota mensual a la empresa arrendataria.

¿Cuánto dura un contrato de alquiler de placas solares?

Los contratos de alquiler de las placas solares suelen llegar a los 20 años, la vida útil de estos sistemas es de 30 o más años.

¿Se pueden recibir subvenciones para el alquiler de placas solares?

Sí, independientemente de si vas a comprar o alquilar el sistema, te puedes beneficiar de subvenciones para las placas solares.

¿Quien se encarga del mantenimiento del sistema fotovoltaico alquilado?

Si las placas solares son alquiladas, la empresa solar propietaria del sistema se encarga del mantenimiento y de la sustitución de los elementos defectuosos.