Como parte de frenar el cambio climático, las casas pasivas o autosuficientes cobran cada día más protagonismo en nuestras vidas. Contar con una vivienda 100% independiente es cada día más fácil, ya que hay constructoras que se dedican en exclusiva a las construcciones de viviendas autosuficientes. Antes de entrar en detalles, vamos a ver qué significa “casa pasiva”.

¿Qué es una casa pasiva?

Una vivienda pasiva es una casa con una muy baja demanda energética que logra autoabastecerse utilizando métodos propios de generación de energía, calefacción o calentamiento del agua. Para que la demanda energética sea baja, no vale sólo con controlar los hábitos de consumo energético, sino que la vivienda también tiene que estar bien orientada y aislada para poder aprovechar al máximo los recursos. Este tipo de vivienda cuenta con un diseño bioclimático, lo que asegura el confort con un mínimo de consumo energético.

Además, son viviendas ecológicas, es decir que no emiten CO2, y son completamente sostenibles.

A continuación te detallamos todas las necesidades de una casa autosuficiente.


Las casas autosuficientes y la energía eléctrica

Para que una casa sea pasiva, debe tener un componente predominante de autoabastecimiento y generar la mayoría de se energía de manera autónoma para el autoconsumo. Para obtenerlo, es necesario que la casa cuente con un sistema fotovoltaico. Este puede ser aislado o conectado a la red. En el caso de los sistemas aislados, es necesario tener una fuente de energía de apoyo, para no arriesgar quedarse sin suministro eléctrico. Se puede optar bien por un generador eléctrico o por un sistema minieólico. No obstante, el sistema minieólico puede fallar si las condiciones climatológicas no son las adecuadas.

¡Descubre los beneficios del autoconsumo!

En este sentido, la orientación de la vivienda, o más bien de la cubierta de la misma, es clave. Los paneles solares tienen que posicionarse de tal manera para que produzcan el máximo de energía posible. En España, la orientación ideal es hacia el sur y la inclinación puede variar entre 20 y 35 grados, dependiendo de la zona del país. Orientando los paneles hacia el sur se garantizan más horas de sol directo.

La climatización de las casas pasivas

Otro punto importante es la climatización de las viviendas pasivas. Por climatización entendemos la creación de unas condiciones de temperatura favorables y la limpieza del aire.

La calefacción en las casas pasivas

Para calentar una casa autosuficiente hay 2 opciones principales:

  • La calefacción pasiva
  • La calefacción activa

La calefacción pasiva se refiere al aprovechamiento de las fuentes de calor naturales. Estas fuentes pueden ser el sol, las mismas personas o incluso se puede aprovechar el calor que otros aparatos pueden generar, como algunos electrodomésticos. Para ello, es necesario tener un buen aislamiento térmico de la casa. Más adelante detallaremos cómo se tiene que aislar una casa para que obtenga la certificación Passivhaus.Por otro lado, la calefacción activa de las casas pasivas se basa en métodos tradicionales de calentar el hogar, por ejemplo se puede optar por un sistema de aerotermia o suelo radiante abastecido por los paneles solares.

La ventilación mecánica de las casas pasivas y la temperatura

Otra parte esencial para la climatización de una casa autosuficiente es la ventilación. Este tipo de vivienda utiliza la ventilación mecánica que permite tener aire limpio constantemente en la casa. Además, esta ventilación cuenta con recuperación de calor. Este recuperador permite que el aire del interior, que puede tener 22 grados de temperatura, ceda calorías al aire exterior que tiene una temperatura más baja, pongamos 0 grados. Al ceder las calorías, el aire exterior se calienta llegando a una temperatura un poco inferior a la inicial de 22 grados.

Al contrario, en verano el aire interior enfriará el aire nuevo del exterior.


El aislamiento térmico y acústico de las casas pasivas

Para que una casa sea certificada Passivhaus, el aislamiento térmico es clave. Este permite retener calor o frío en la vivienda, necesitando de tal forma menos energía para climatizar la vivienda.

Hay varias formas de aislar térmicamente una vivienda:

  • Con materiales celulares. Estas células forman tableros rígidos. Los materiales más comunes son el poliuretano y el poliestireno expandido.
  • Con materiales fibrosos. Estos tienen una porosidad muy alta y se usan normalmente como relleno en aberturas o para cubrir en forma de tablas o mantas.
  • Con materiales granulares. Son partículas de materiales inorgánicos aglomeradas, como la perlita y la vermiculita.

El material adecuado se debe escoger por profesionales en construcción, ya que dependiendo de la vivienda y de su ubicación puede convenir utilizar un material u otro.
Por otro lado, la vivienda se puede aislar también acústicamente. Este aislamiento supone que el sonido no pueda penetrar por las paredes de la casa en ninguno de los sentidos: desde fuera hacia dentro, o al revés.

Las ventanas y las puertas ideales para casas autosuficientes

Las ventanas tampoco se quedan atrás en cuanto a la importancia que tienen para una vivienda autosuficiente. Estas son clave para un buen aislamiento térmico. Normalmente se emplean ventanas de 3 capas con marco de PVC. La orientación de las mismas también importa. Estas pueden generar ganancias solares, pues las ventanas orientadas hacia el norte no van a tener los mismos beneficios que unas orientadas hacia el sur, suroeste o sureste desde este punto de vista. Al escoger las ventajas y la ubicación de estas se tienen que tomar en cuenta todos los elementos que pueden influir: la orientación, la vegetación de alrededor o la exposición al viento.

La ubicación y la calidad de las puertas también es importante puesto que pueden ser puntos de ventilación accidental.


Primera casa certificada Passivhaus de la Comunidad de Madrid

En España ya contamos con casas pasivas certificadas. Es más, la primera casa autosuficiente certificada de la comunidad de Madrid pertenece a nuestro compañero, Alejandro Díaz, encargado de Business Development y Account Management en Otovo.

Casa pasiva autosuficiente Madrid
Primera casa certificada Passivhaus de la Comunidad de Madrid

Alejandro nos cuenta cuáles son los beneficios de vivir en una casa autosuficiente:

Uno de los principales motivos es la sostenibilidad, la casa se ha construido con materiales naturales no contaminantes y gracias al sistema de aerotermia y fotovoltaica no emite CO2 a la atmósfera. Otra ventaja importante es el ahorro: las viviendas certificadas como Passivhaus tienen que cumplir una serie de requisitos de los cuales el aislamiento es uno de los más importantes. Dicho aislamiento hace que se mantenga el frío y el calor con un gasto energético muy bajo.

El confinamiento debido a la pandemia del Covid-19 empujó a Alejandro a tomar la decisión de renunciar al piso de Madrid. ¿Y cómo dar el salto mejor que mudándose a una casa 100% sostenible?

La certificación Passivhaus

En España se puede obtener esta certificación tanto para las construcciones nuevas, como para las rehabilitadas. El organismo que otorga esta certificación es el Passive House Institute.

Para obtener la certificación Passivhaus hay que cumplir con 5 requisitos indispensables:

  • Un buen aislamiento térmico
  • Ventanas y puertas de calidad superior
  • Ausencia de los puentes térmicos, como esquinas, ejes o juntas por donde se puede perder calor
  • Hermeticidad al aire
  • Ventilación mecánica con recuperación de calor

Subvenciones y ayudas para construir casas pasivas

Para fomentar la eficiencia energética y bajar la demanda, se pueden obtener subvenciones para la rehabilitación de los edificios existentes.

Según IDAE, las acciones tienen que formar parte de las siguientes categorías para poder acogerse a estas ayudas:

Mejora de la eficiencia energética de la envolvente térmica.
Mejora de la eficiencia energética de las instalaciones térmicas y de iluminación.
Sustitución de energía convencional por biomasa en las instalaciones térmicas.
Sustitución de energía convencional por energía geotérmica en las instalaciones térmicas.

Además, para poder beneficiarse de estas ayudas, en algunos casos la rehabilitación energética deberá reducir el consumo por un porcentaje determinado y en otros caso se deberá subir la calificación energética una letra.

Desde Otovo consideramos que este tipo de iniciativas son clave para un desarrollo sostenible, que cuide el medioambiente.

¡Descubre los beneficios de los paneles solares!


Puedes dar un paso en esta dirección pasándote al autoconsumo fotovoltaico. Nuestros expertos te asesorarán para que tomes la mejor decisión.