Más y más hogares deciden pasarse a la energía fotovoltaica. Frente a este cambio que estamos viviendo, cabe preguntarnos: ¿Son rentables las placas solares en casa? La respuesta en la mayoría de los casos es: ¡Sí!

La rentabilidad de las placas solares para el autoconsumo está dada principalmente por: el precio de los paneles y de la instalación, el extenso tiempo de vida de la instalación, el bajo mantenimiento, el ahorro en la factura de la luz que ronda el 50% del consumo y las subvenciones recibidas.


A continuación te explicamos en detalle por qué pasarse a la energía fotovoltaica trae beneficios económicos a medio y largo plazo.

Determinar la rentabilidad de las placas solares

Cuando hablamos de la sobre si es rentable montar placas solares fotovoltaicas en una vivienda podemos fijarnos en una sería de puntos clave a la hora de medir esa rentabilidad.

Lo primero que hay que tener en cuenta es el precio de las placas solares. El precio ha ido descendiendo con los años, pero debemos tener muy en cuenta esos años de ahorro del producto que estaremos perdiendo si esperamos para instalarlo en casa. Está también el precio en sí de las instalaciones, ya que a medida que se realizan más instalaciones y pasan los años el precio ha ido descendiendo. Es decir, aunque el precio de la instalación vaya a ser menor dentro de un año, el ahorro que habremos perdido durante estos 12 meses será mayor que esa caída. Ya no merece la pena esperar a caídas de precios, la mejor estrategia es invertir en cuanto se pueda.

Por hacernos una idea, el coste medio de producción de una placa puede caer entre un 5% a un 10% anual, sin embargo, en la inversión total de la instalación (que incluye la mano de obra) este efecto se reduce hasta un 2-4%. Si esperamos a capturar este ahorro el año que viene, habremos perdido el 10% sobre el precio de la instalación que una planta solar residencial, bien dimensionada, debería reportarte en ahorros de electricidad. Ya no es más rentable esperar que invertir en un sistema solar.


También debemos tener muy en cuenta por un lado el mantenimiento de las placas solares, en este caso, a pesar de que muchas empresas nos hagan pensar lo contrario, una instalación en una vivienda no requiere de un mantenimiento exhaustivo ni periódico, ya que con limpiar los paneles con una manguera periódicamente y asegurar que no hay elementos externos sobre y bajo los paneles, es suficiente.


Por otro lado, debemos mirar también  la vida útil de las placas, que puede  superar los 25-30 años tanto en el propio producto como en su producción y ofrecen resistencia a condiciones climatológicas adversas. En este aspecto es fundamental trabajar con garantías que cubran una buena parte de esta vida útil. Es aquí donde un mantenimiento a largo plazo, que cubra piezas defectuosas, puede tener más sentido.

Otro aspecto muy importante a la hora de determinar la rentabilidad de las placas solares  son las subvenciones por la instalación de paneles solares según la zona donde se vaya a realizar, siendo estas muy comunes en muchos municipios y ayudan a reducir todavía más el coste de instalar módulos fotovoltaicos.

Por último, el retorno de la inversión: la inversión se recupera en el medio plazo y ofrece una reducción en el consumo desde el primer momento que lo instalamos.

Evolución del precio y del consumo energético en España

Hemos visto cómo los precios de las placas solares y de la instalación influyen. Pero, a la hora de calcular si la instalación de placas solares en casa trae ahorros, nos tenemos que fijar también en la evolución del precio de la luz. El sistema actual que tenemos para facturar la electricidad lleva vigente desde abril de 2014. Con este, apareció el concepto del Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor o PVPC. Este sustituyó a las Tarifas de Último Recurso o TUR. Con esta nueva idea se modificó la forma en que se calculaba el precio de la producción de electricidad. Este coste representa el 35% del total de la factura. Lo demás, queda dividido entre los impuestos y los peajes.

Rentabilidad de las placas solares en una vivienda

Para los consumidores que no cuentan con un contador inteligente y que se acogen a la tarifa TUR, el precio es fijado con un valor medio de los precios de las subastas. Tanto para la hora como para el día. Las tarifas PVPC y TUR están reguladas por el Ministerio de Industria como hemos hablado en el artículo del precio de la luz. Es posible contratarlas con cualquier compañía a través de sus llamadas comercializadoras de referencia. Las tarifas del mercado libre varían de una compañía a otra. Las subidas que se produzcan en el precio de la electricidad no afectan al contrato si lo tienes contratado mediante el mercado libre. En los últimos años el precio de la electricidad ha seguido aumentando. No obstante, la crisis del 2008 supuso un punto de inflexión en el consumo eléctrico en España y un incremento en el interés hacia las energías renovables.

¡Descubre tu ahorro!

La potencia eléctrica, el consumo y la rentabilidad de los paneles solares

Para analizar la rentabilidad de los paneles solares debemos tener en cuenta algunos aspectos como la potencia contratada o el consumo que vamos a tener en nuestra vivienda. La finalidad de una instalación de placas solares fotovoltaicas es la de ofrecernos energía de manera directa durante las horas del día. Cuando se realiza el cálculo del tamaño de la instalación de placas solares fotovoltaicas, este debe estar orientado mayoritariamente al autoconsumo de la energía que se produce, siempre que sea posible.

Para obtener rentabilidad fotovoltaica, la instalación de placas solares fotovoltaicas debe hacerse con una potencia que sea lo más cercana posible a la que tenemos contratada en casa. Debemos realizar también un estudio del consumo de la instalación y de esta manera sabremos a cuánto asciende este durante las horas de sol, para poder identificar nuestras necesidades, que serán cubiertas por los paneles.

Una forma de obtener el consumo que tenemos cada día es dividir el importe total que pagamos al final de cada mes, entre el número de días que ha incluido la factura. Conocida esta cifra, la rentabilidad fotovoltaica se obtendrá si la instalación de placas solares fotovoltaicas cubre la mitad de nuestro consumo diurno. De esta manera, evitaremos tener excedentes de energía.

Por otra parte, para maximizar la rentabilidad fotovoltaica, es conveniente que adaptemos nuestro consumo a las horas diurnas. Así, mejoraremos el rendimiento de nuestra instalación solar y aumentaremos el ahorro.

La combinación más rentable de instalación de placas solares y consumo eléctrico

La instalación que mayor porcentaje de rentabilidad nos da es la que se combina con discriminación horaria (DH) y el vertido a la red, es decir, instalaciones conectadas a la red eléctrica tradicional. ¿Por qué ? Las células fotovoltaicas con las que estás fabricados los paneles hacen uso de un recurso natural y gratuito: el Sol. Es por ello, que el principal objetivo es maximizar el autoconsumo, pasando la mayoría de la actividad energética al periodo diurno aprovechando así  la producción de nuestra instalación, y minimizar el vertido a la red.

El vertido a la red es la compensación de la energía excedente, tal y como está regulado en España, con el RD 244/2019 y los mecanismos posteriormente propuestos por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, los usuarios pueden beneficiarse de un descuento en la factura de electricidad de de 5 cent/ kWh inyectado en la red.

Los números no son complicados, poner placas solares en casa sale rentable, sólo hace falta saber leer nuestra factura de electricidad que la instalación esté correctamente dimensionada y planificada para ver un ahorro importante en la factura.

Acorde con el estudio realizado por IDAE (Instituto para la Diversificación y ahorro de la Energía) una familia española consume unos 9.922 kWh. Si multiplicamos el precio que pagamos por cada kWh por el consumo anual que tenemos el coste que afrontamos por la energía puede ser abrumador. Por el contrario, si dividimos la inversión que realizaremos por nuestro sistema entre el ahorro que nos genera en factura y  la producción generada nos daremos cuenta de que el coste por cada kWH es mucho menor. Es por esto que diversos apuntan a que el ahorro puede estar entorno a un 40-50% de los kWh de consumo en nuestra factura.

Bombilla de luz

Las cifras pueden variar, pero para hacernos una idea, si en una casa en la que se consumen 9922 kWh anuales y en la que se paga 0.16/ kWh tendría una factura anual de unos 1587€, o lo que es equivalente unos 133€ / mes. Si tu instalación cuesta 5000€ aproximadamente y el ahorro anual supone 480€ en el consumo tu periodo de amortización sería de apenas 10 años.

Otras ventajas

La rentabilidad de los paneles solares o de la instalación de placas solares fotovoltaicas se deriva de los beneficios que en sí tienen. Como ya hemos visto, la causa principal de su rentabilidad es que se nutre de una energía que es totalmente gratuita.

Para la obtención de energía, únicamente hay que recoger la radiación solar y es algo que podemos hacer de manera ilimitada puesto que es inagotable. Al utilizar la energía solar para el funcionamiento de la calefacción o del agua caliente sanitaria dejamos de ser dependientes en su totalidad de la red eléctrica. La rentabilidad de los paneles solares o rentabilidad fotovoltaica viene también porque, una vez realizado el desembolso inicial para la instalación de placas solares fotovoltaicas, no debemos incurrir en ningún gasto más, ya que el mantenimiento de las placas es muy sencillo.

Puesto que la vida útil de una instalación de placas solares fotovoltaicos puede superar los veinte años, la inversión se recupera con gran rapidez. En función del consumo que tengamos y de las horas de sol, la rentabilidad fotovoltaica será mayor o menor. Pero en cualquier caso, podemos amortizar la instalación de placas solares fotovoltaicas en los primeros 5 años.

Las instalaciones realizadas con Otovo debería ofrecerte un ahorro cercano al 50% de tu consumo de luz, o un 10-15% del coste de la instalación anualmente. A lo largo de los 25 a 30 años de vida, el sistema debería ahorrarte casi 3 veces su coste.

Preguntas frecuentes sobre la rentabilidad de los paneles solares

¿Es rentable instalar placas solares en casa?

En la mayoría de los casos sí. Las placas solares ofrecen un ahorro mensual en la factura de la luz y son una inversión que se puede amortizar en los primeros 7 a 10 años, mientras que las placas tienen un tiempo de vida de 25 a 30 años. Además son de bajo mantenimiento y se obtienen subvenciones por la instalación.

¿Cuál es la forma de autoconsumo más rentable?

La forma de autoconsumo que mayor ahorro trae es el autoconsumo conectado a la red con compensación de excedentes. La instalación de baterías o acumuladores, por el momento, no mejoran las rentabilidades y plazos de repago de los sistemas. Esta es una situación que sin embargo debería variar en años futuros.

¿Es más rentable tener una instalación aislada o conectada a la red?

Las instalaciones aisladas ofrecen independencia de la empresa energética pero no ofrece ningún tipo de compensación, mientras que las conectadas sí pueden ofrecer, lo que las hace más rentables. Además, en caso de fallo del sistema, la instalación aislada no cuenta con una fuente de generación de electricidad, mientras que la conectada siempre podrá consumir de la red en caso de darse algún problema con la instalación. Más allá de una mayor rentabilidad, también ofrecen una mayor tranquilidad.